Recuerdo cuando tuve a mi pequeño Lucas y nos dieron el alta en el hospital.

En esos momentos me invadió una mezcla de pánico, terror y una sensación de pequeñez.

Salía al mundo exterior con una personita que dependía al 100% de mi y de mi pecho todo sea dicho. Y no se quien se sentía mas pequeñita el o yo.

El caso es que todo aquello que había preparado, todo lo que me habían contado, no servía. No tenía los suficientes body’s para cambiarle, ni el chupete perfecto para calmarle, ni el tiempo suficiente para poner lavadoras , ni para ducharme, no tenia nada, por no tener, no tenia  ni suficiente leche.

Con el tiempo y ya que estaba sola ante el peligro, aprendí ciertos trucos que a la larga me vinieron muy bien

1. Si das el pecho. El sacaleche

Fiel amigo y cómplice de noches en vela, cuando estaba el husband y le pedía ayuda le daba la leche con biberón.

2. La hamaca

Da igual que hamaca compréis, la que vibra , la que mece, la que le canta nanas , o la de toda la vida. Esa si que es una buena amiga, a la hora de la ducha, de hacer pipí y otra cosas ejem. A la hora de adentrarnos en el baño para salir medianamente decentes, o al estar tranquilas en el sofa durante unos minutos.

3. Ariel

Si voy a hacer publicidad y gratis, esas manchas horribles de pipí y aquella cosa que parece mentira que salga de nuestros pollitos monísimos e ideales. No hay nada cómo dejar el body en Ariel , yo lo ponía en remojo con estos polvos mágicos y cuando tenia que poner la lavadora, ala para dentro con el resto de la colada y oye como nuevo!

4. El chupete

Da igual de que marca, color y olor sea, da igual si tardas un par de días en descubrir cuál es el que le gusta más. Compra unos cuantos y a chupetear.

5. El Doudou

Esa especie de mantita con cabecita ideal que les encantaaaaa! Pues te digo como le va a encantar más? Si te restriegas el muñequito por el cuerpo. Si si, no es broma, si lo pasas por el pecho y lo que antes de tener a tu peque llamabas barriga , coge tu olor y eso les tranquiliza. Ah y muy importante, prohibido lavar, aunque te de pena y parezca un trapo viejo y pisoteado, “ no lo la ves”.

6. El moisés o mini cuna

Si es moisés tipo cestito, genial porque lo puedes llevar a cualquier parte de la casa, incluso si te vas unos días de viaje, en el coche no ocupa tanto y si tú bebé es dormilón, te vendrá muy bien tenerlo.

Si es mini cuna con ruedas ideal también , no habrá lugar de la casa que se le resista a visitar. Hay que recordar que estos son ideales si son dormilones, si no lo son, cosa que me pasaba a mi, la hamaca es lo máximo.

7. La muselina

Ese paño maravilloso, hace múltiples funciones, para taparte mientras das el pecho , para ponérselo en el cochecito a modo de mantita o para cubrirle la capota y que no le de la luz si duerme.

8. Un Meraki

Para escribir todas las cosas bonitas y no tan bonitas que vas haciendo y hace tu beautiful baby.

Recuerda : las toallitas , los pañales y una muda, en esta nueva situación son tus mejores amigos junto a la muselina si sales de paseo.

Ah un punto que yo he descubierto hace poco y me parece un must para bebés y mamás… un aroma relajante para la habitación.

Bueno mamis, se que me quedo cosas pero ya habrá una parte dos con lo viejo y lo nuevo que voy descubriendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *